• Pau

EN LA ERA DIGITAL, SER HUMANO ES INNOVADOR

Tengo la sensación de que en el mundo en que vivimos  a veces se nos olvida que somos seres humanos, que nos equivocamos, que nos toma tiempo hacer las cosas y aprender, que nos cansamos, nos bloqueamos y siento que esto se debe a una mala interpretación del papel de la tecnología. Entonces terminamos exigiéndonos cosas que son poco humanas e increíblemente complicadas, logrando que hoy en día la paciencia sea una virtud casi en vía de extinción por el exceso de inmediatez, y la hiperconexión nos aleje de las personas y los momentos que nos importan.


Me apasiona la tecnología y lo que me encanta es que entre más he estudiado sobre el comportamiento humano, más entiendo cómo debo relacionarme de una mejor manera con ella. Considero que la tecnología y todas sus implicaciones en nuestras vidas, son neutras, pero como cualquier cosa, depende de cómo la usemos.


Sin embargo hemos desarrollado un constante miedo a ser reemplazados por la tecnología y esto en parte se debe, a que de la manera más arbitraria, seguimos concentrándonos en ser máquinas y no seres humanos y la consecuencia de esto es una sociedad agotada y enferma. Desde mi perspectiva los desarrollos tecnológicos están orientados a facilitar nuestras vidas, a reducir la operatividad, pero no para volvernos perezosos y sedentarios; a ahorrarnos tiempo, pero no para recuperarnos del trabajo excesivo y las enfermedades que esto trae, sino para desarrollar nuestras habilidades, que nos hacen más humanos y diferentes a las máquinas.

La paciencia es una virtud casi en vía de extinción debido al exceso de inmediatez y la hiperconexión construye murallas entre las personas y los momentos que nos importan.

Considero que llegó la hora de cuestionarse que tanto de lo que hacemos en el día a día es operativo, repetitivo y susceptible de que sea hecho por algún desarrollo tecnológico, y buscar la forma de ir reduciendo estas tareas o incluso que nosotros mismos pongamos sobre la mesa la idea de optimizarlo tecnológicamente.


Llegó la hora de asumir la responsabilidad de trabajar en esa serie de aptitudes y habilidades que nos hacen humanos, como ser creativos, empáticos, tener espíritu de servicio, ser sociables, tolerantes, responsables de nuestras emociones y trabajar en nuestra claridad mental, todo lo que hoy se conoce como habilidades blandas, que solo podemos conquistar cuando nos damos a la tarea de dedicarnos tiempo para conocernos, para saber quienes somos y qué podemos ofrecerle a la humanidad, para romper paradigmas y darnos la oportunidad de cambiar y hacer las cosas de manera diferente. 


Actuar según el manual que ha pasado de generación en generación, ya no es viable, la velocidad a la que avanza el mundo nos exige experimentar, escribir y reescribir constantemente los manuales de acuerdo con nuestra experiencia, tener el coraje de equivocarnos y aprender de nuestros errores. Dejemos de racionalizar toda la información a la que hoy tenemos fácilmente acceso, dejemos de almacenar y almacenar, las máquinas saben almacenar mucho mejor que nosotros, nosotros experimentemos, seamos empíricos, nosotros probemos, seamos curiosos.

Obsoleto será quien no sea consciente de todo esto y desgaste su cuerpo físico y su mente tratando de cumplir todas las características para las cuales son buenas las máquinas

Esta era está haciendo que encontremos nuestros verdaderos talentos, que nos volvamos introspectivos, que avancemos en el camino del autoconocimiento, que tomemos consciencia de las habilidades que tenemos y de las cosas maravillosas que logramos cuando nos unimos, no es necesario que sepamos de todo, que reaccionemos como se espera que lo hagamos, que hagamos varias cosas al mismo tiempo, que estemos presentes en todo momento, que aprendamos rápido. 


Dentro de muy poco, obsoleto será quien no sea consciente de todo esto y desgaste su cuerpo físico y su mente tratando de cumplir todas las características para las cuales son buenas las máquinas, descuidándose al punto que en un futuro muy próximo su mente no va a tener la claridad para ser creativa, que habrá dudado tanto de sí mismo y lo que es capaz de hacer, que no tendrá consciencia de sus habilidades y se habrá alejado tanto de su entorno por la falta de tiempo y la enfermedad, que le será imposible hacer parte de la economía colaborativa en la que ya estamos viviendo.  


Es necesario que nos tomemos el tiempo de desarrollar tolerancia, compasión, bondad y un amor profundo por nosotros mismos, para volver a recuperar la humanidad que le hemos permitido a la tecnología robarnos, por la creencia equivocada de que debemos superarla en lugar de superar nuestros miedos, nuestro sistema de creencias y experimentar con los recursos que tenemos.


Seamos conscientes de que hemos sido los seres humanos los que hemos inventado las máquinas para quitarle la carga operativa a la vida y que podamos desarrollarnos a plenitud, la tecnología no fue creada para que fuera nuestra competencia sino para que nosotros tengamos el tiempo suficiente para superarnos, para estimular nuestra creatividad, nuestra empatía, nuestra escucha… en resumen para volver a ser humanos.

0 views
LogoFlotantePNG.png