• Jonás

NUESTROS SENTIMIENTOS EN EL CONFINAMIENTO



Recientemente hicimos una convocatoria en la que invitábamos a las personas a que nos compartieran cómo se han sentido en este período de confinamiento. A continuación publicamos los mensajes que recibimos. Gracias a todos por participar.



Me he sentido tranquila. He tenido espacio para meditar y reflexionar en las enseñanzas que conducen a la liberación del sufrimiento.

Rosio Aristizabal – Armenia, Colombia



Ha sido un tiempo de reflexión, de tener calma, de tener seguridad que Dios sigue siendo Dios en medio de esta circunstancia, de unirnos como familia, de compartir, de extrañar, de anhelar, de valorar las pequeñas cosas de la vida. Entender que cada día es un regalo que Dios nos da.

Merly Peralta – Bogotá, Colombia



He pasado de una emoción a otra. Me he sentido tranquila y he pasado momentos de miedo. Creo que soy más humana que nunca, activando el modo supervivencia que traen las incertidumbres y los cambios que no podemos controlar. He sentido que pertenezco a un sistema: a la naturaleza. He pensado que los sistemas creados por los hombres están sufriendo cambios profundos y que simplemente va a producirse una nueva normalización. Yo no he podido parar, ya llegará el momento. Hasta ahora no he sufrido el encierro. Me gusta estar en casa al lado de mi hija. He tenido más discusiones con ella, nada grave. Me gusta discutir. Hemos mantenido la casa linda, hemos comido mejor y hemos hecho más actividades juntas. Agradezco que este virus no haya aparecido mientras estaba casada. De solo pensar en un confinamiento con mi ex pasando por el mal momento de la relación me da pereza. He pensado mucho en los demás, sobretodo en la gente que está pasando por problemas de hambre y en aquellos que se han enfermado grave y han perdido la vida y en quienes han perdido a sus seres queridos incluso sin poder despedirlos. Es como una guerra, hago mi parte, no puedo quedarme mucho tiempo pensando en los demás. Hago mi parte y observo.

Verónica López – Armenia, Colombia



Rian humanos rian...

Ximena López – Broward, Estados Unidos



En silencio a veces intento honrar a todas las personas que han perdido la vida en estas semanas. Extraño muchísimo el contacto personal, las miradas, los abrazos, las sonrisas que ahora se ocultan detrás de los tapabocas. Me duele ver a tantas personas que están bien de salud pero que por dentro se están marchitando rápidamente porque no tienen qué comer y no tienen la oportunidad de hacer nada al respecto. Todo eso me duele. Pero también he de mencionar que siento una gran alegría por el planeta y las demás especies que lo habitan, porque les hemos dado una tregua, hemos dejado de maltratarlos tanto, de matarlos tanto. Es indudable que sin importar todo el dolor, miedo y sufrimiento que estamos experimentando como especie, el aire que respiramos esta un poco menos contaminado, las estrellas se ven más brillante en la noche, el silencio se ha apoderado de las ciudades y hemos podido escuchar un poco más fuerte el canto de las aves.


Quiero pensar que a pesar de tantas muertes repentinas, desesperación e impotencia, seamos capaces de capitalizar estos momentos de cambio profundo aumentando nuestra conciencia como especie, reaprendiendo a convivir, valorando mucho más nuestra casa/planeta, y tomando distancia de todo lo que nos envenena física y mentalmente.

Jonathan Ceballos – Armenia, Colombia



38 views
LogoFlotantePNG.png